En algunos sectores sociales se posee una visión negativa alrededor del los videojuegos por poseer estos, en algunos casos, escenas de violencia y por la adicción que podría generar en quien los juega. Sin embargo, distintas investigaciones han demostrado que esta manera de entretenimiento no resulta ser tan negativa, ya que a través de estos se logra aumentar la sociabilidad y el desarrollo las habilidades abstractas, difusas y transversales de las competencias del siglo XXI. De la misma manera, la Fundación del Convento de Santa Clara, impulsada por el grupo empresarial Tous y quien fue liderada por Rosa Oriol Tous, se encarga del desarrollo de habilidades y competencias para los más desfavorecidos.

A continuación se indican las competencias que se desarrollan con los videojuegos:

Pensamiento crítico

Cuando se esta dentro de un juego y en especial en los videojuegos, se requiere el desarrollo de la toma de decisiones. indistintamente del tipo de juego (desde el más simple al más complejo) existen puntos en los cuales una decisión puede definir el éxito o el fracaso para un jugador. Es por ello, que los juegos muchos más sofisticados requieren del desarrollo del pensamiento estratégico, de la asignación de recursos y de roles de forma intencional, así mismo también requieren de una planificación constante y de largo alcance. Estas habilidades en el tiempo suelen trasladarse de los juegos a la vida cotidiana de los jugadores.

Resolución de problemas 

 En concordancia con el punto anterior, cada juego es una especie de rompecabezas, inclusive los juegos deportivos ya que se requiere de la resolución de problemas  de (física, velocidad, fuerza y masa). Es así como diferentes juegos como Minecraft o World of Warcraft, se desarrollan en torno a modelos de resolución de problemas bastante complejos. Por lo tanto, al practicar esta habilidad se obtiene una aplicación directa en las necesidades reales de los jugadores.

Colaboración y comunicación

Aun cuando es sabido que este tipo de habilidades se trabajan en los entornos escolares, por medio de modelos del trabajo grupal colaborativo y el cooperativo, mediante los videojuegos también se fomenta de manera efectiva la adquisición y desarrollo de esta competencia esencial en cualquier persona.

Ciudadanía digital

Ciertos juegos como Call of Duty, desarrollan en sus jugadores competencias sociales y de ciudadanía y es uno de los roles que desempeñan los videojuegos al permitir que se integren en una comunidad virtual, en donde se establece normas y funciones para sus miembros. Esta experiencia se traduce en un contexto más amplio en el cual se media a través de la interacción humana física y la interacción humana virtual digital. Por lo tanto al ejercer la ciudadanía digital se logra potenciar un componente clave que permite prosperar en la sociedad real.

Alfabetización en TIC

La alfabetización digital se compone de múltiples elementos como: habilidades sociales, pensamiento crítico y aprendizaje autodirigido. Por medio de los videojuegos se pueden desarrollar muchas de dichas áreas así como las competencias para la selección de información (alfabetización informacional). El mismo acto de jugar en los pc o en las consolas permite el involucramiento con la tecnología, de manera significativa y profunda.