Recientemente los videojuegos han sido utilizados como una forma de fisioterapia, psicoterapia y terapia ocupacional en diversos grupos de pacientes con mucho éxito, una aplicación habitual para la salud es el manejo del dolor, al parecer el grado de concentración necesario para poder jugar puede ser capaz de distraer la sensación de dolor, la realidad virtual y los videojuegos son capaces de distraer a tal punto que los pacientes ni siquiera notan lo que pasa con su cuerpo cuando están a punto de hacerse un estudio de imagen, quimioterapia o tal vez los ejercicios dolorosos llevados a cabo en fisioterapia, o algo tan simple pero lleno de ansiedad como lo es la espera previa a una cirugía.

Ciertos estudios han demostrado que los pacientes que permanecen distraídos con estos aparatos, presentan menos episodios de náuseas, piden menos analgésicos luego del tratamiento y manejan estables números de presión arterial, además de ello se ha comprobado que son un poco más eficaces para que otras medidas de distracción como por ejemplo: los juguetes, dar fármacos tranquilizantes o dar acceso a los padres mientras realizan el tratamiento a los niños, es así como los videojuegos permiten que sean menos traumáticas estas experiencias desagradables para cualquier niño con un precio realmente accesible para cualquier bolsillo, existe menos ansiedad antes y disminuye el dolor durante y después de las técnicas.

Los videojuegos también han sido usados como una forma de fisioterapia en lesiones provocadas en los brazos, en el entrenamiento del movimiento en estados de parálisis por alguna lesión nerviosa y también como una manera de terapia ocupacional para así mejorar la fuerza o destreza de la mano, recientemente se ha publicado algunos beneficios para los pacientes que se encuentren en silla de ruedas a causa de una lesión medular, personas quemadas o que simplemente posean esclerosis múltiple, distrofia muscular o tal vez un daño cerebral, la realidad virtual también se ha utilizado como tratamiento eficaz para el dolor neuropático en pacientes que han sido amputados y también funciona como terapia del miembro fantasma.

En el caso de los lesionados medulares ha sido utilizado como apoyo en los ejercicios de extremidad superior y en la propulsión de la silla de ruedas, un ejemplo de esta acción es el cicloergómetro, se trata de una bicicleta para manos, en el cual el paciente maneja un juego llamada Need for Speed II que se trata de carreras de autos, por medio de los impulsos de los pedales es posible controlar la velocidad y la dirección del vehículo, esto no es más que un incentivo para poder aumentar el consumo de oxígeno y el gasto cardíaco.

A su vez a esta clase de pacientes se ha utilizado la realidad virtual por medio de ejercicios de marcha sobre un papel tapiz rodante, también marcha independiente con la ayuda de un andador con la intención de motivar la caminata del paciente, otras opciones han sido las plataformas electrónicas para la rehabilitación del equilibrio, exoesqueletos para brazos y mano y muchas otras opciones más en donde se incluyen la realidad virtual y la tecnología háptica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *