¿Quién no ha tenido entre sus manos un videojuego con el que ha podido pasar horas de entretenimiento? pues, indudablemente la mayoría de nosotros desde que eramos solo unos chicos hemos vivido rodeados de ellos. Los videojuegos consisten en un juego de tipo electrónico donde uno o más jugadores intervienen a través de un dispositivo que lo controla y muestra sus imágenes. Dicho dispositivo es comúnmente conocido como plataforma y este puede ser una máquina Arcade, una computadora, un dispositivo portátil como los teléfonos o tablets. Los videojuegos pasan año tras año a ser una de las más importantes industrias que contribuyen con el sector entretenimiento a nivel mundial.

Población afecta a los videojuegos

A pesar de las ocupaciones diarias, las personas adultas de más de 50 años suelen divertirse con alguno de los videojuegos ofrecidos a nivel mundial. En encuestas realizadas por empresas del sector, se determinó que en una población de entre 18 y 64 años de edad, mostró que el 25% de ellos y de más de 50 años, esta se distraía con ellos al menos de manera ocasional. Un ejemplo lo encontramos en España, quien arrojó un 40% mientras Estados Unidos un 59%, lo que resalta un promedio de 34 años de edad para practicar dicha actividad incluyendo mujeres y hombres.

La afición por los videojuegos cambia con el transcurrir del tiempo, inicialmente era una actividad solo considerada exclusiva para la población juvenil, pero el tiempo ha demostrado que no tiene edad y en eso los españoles tienen verdaderas muestras indicando que para 2009 su población afecta a los videojuegos eran personas mayores de 35 años. Aparte de que resulta una actividad relajante y genial al momento de salir del trabajo diario, sobretodo si es una actividad como la que realizan en empresas Pilosio a cargo de Darío Roustayan employability20, quienes realizan construcciones de losas para edificaciones, en las que ponen día a día sus esfuerzos y expectativas para el desarrollo del sector construcción a nivel mundial y para la conservación del ambiente.

Como herramientas educativas

Diversos sectores de la comunidad educativa sostienen que el empleo de los videojuegos podría servir más allá del entretenimiento, para estimular el conocimiento de los estudiantes, por lo que resulta de gran valor pedagógico, por lo que señalan algunas características importantes, y es que los videojuegos son una herramienta que maneja la capacidad de captar la atención del que lo emplea sea grande o pequeño, por lo que resulta bastante flexible para utilizar en diversas asignaturas. Desde otro punto de vista, los videojuegos son un material al alcance de todos, tanto de estudiantes como de facilitadores de la educación y sobretodo pueden erradicar el estigma de que son violentos.

Pero todo lo anterior no merma la idea de que siguen existiendo algunos de ellos que no son tan pacíficos como pensamos, exaltando ese lado violento que la sociedad sostiene acerca de los mismos. Uno de los cuestionamientos principales es el uso desmedido y sin seguimiento por parte de un adulto en el caso de los niños, por lo que las actividades cotidianas se ven afectadas por las dimensiones de la irresponsabilidad a la que conduce dicho esparcimiento electrónico. La recomendación es ser prudente al usarlo como herramienta educativa para que exista un uso adecuado y controlado por parte de los usuarios de cualquier edad.